lunes, 1 de febrero de 2016

Los cuentos del reino de Eppendorf - II

"La gesta de la dama robada"

Cuentos de princesas
agitadas por el viento,
alimentados cual llamas
con el oxígeno de tus besos.

Creí las palabras,
olvidé los hechos;
dejé que el azúcar
aplacase mis nervios.

Salté hacia el abismo,
sobre carámbanos de hielo;
pistas siempre erróneas
de mis oníricos deseos.

A veces cuando las hadas cantan
los oídos se vuelven tiernos,
te engatusan como sirenas
te hacen volar de nuevo.
Y de repente te das
otra vez contra el suelo.

Ser valiente es
como pisar fuego,
si no corres rápido
perderás el pelo.
Y nunca esperes
al final un beso.

(01/02/16) CdE